Manwë, Rey de los Valar – Guía y significado de El Señor de los Anillos

En el mundo de la Tierra Media, Manwë es el rey de los Valar y el vice-regente del único dios supremo, Eru Ilúvatar. Es el más poderoso de todos los Valar en cuanto a autoridad, aunque no en poder. En este artículo de Historias de Tierra Media, cubriremos la figura de Manwë, quien pertenece al grupo de los Aratar, los ocho más grandes de los Valar.

La figura de Manwë

Manwë, también conocido como Súlimo, es el Rey Supremo de todo Arda (el mundo), y su nombre significa «señor del aliento de Arda». Es considerado el señor de los vientos, los herederos y los pájaros. Durante la creación del mundo, Manwë lideró el canto junto a Ulmo y Aulë, y fue uno de los principales arquitectos de Arda.

El defensor contra el mal

Cuando Melkor, el más poderoso de los Valar, se volvió hacia la oscuridad, Manwë se convirtió en el principal defensor contra el mal. Se negó a entregar el mundo a Melkor y contó con el apoyo de otros Valar, incluida su esposa Varda. En el Silmarillion se describe a Manwë como alguien que no busca su propio honor ni es celoso de su poder, sino que gobierna buscando la paz.

El amor por la poesía y la música

Manwë es conocido por su amor por la poesía y la música. Se dice que la poesía es su deleite y que la canción de las palabras es su música. Su apariencia refleja su papel como señor de los vientos, ya que viste de azul y sus ojos tienen el fuego del mismo color. Además, lleva un cetro de zafiro que fue creado por los Noldor para él.

Manwë y Varda

Manwë comparte su morada con su esposa, Varda, la más hermosa de los Valar y la creadora de las estrellas. Se dice que su compañía es inseparable y que juntos residen en Valinor, en las torres más altas de Taniquetil, la montaña más alta de la Tierra Media.

La compasión de Manwë

A pesar de que Melkor era su hermano, Manwë muestra compasión y misericordia hacia él. Esto se puede ver cuando Manwë perdona a Melkor después de que este finge arrepentimiento tras casi 3.000 años de prisión. Sin embargo, esta decisión llevaría a la desconfianza entre los Noldor y a eventos catastróficos como la muerte de los Dos Árboles y el robo de las Silmarils.

El papel de los águilas

Manwë envía a Thorondor y a las grandes águilas para vigilar y proteger a los hombres y elfos de Arda. Las águilas, que son queridas por Manwë, reciben noticias de la Tierra Media y las transmiten a Manwë en su morada en Valinor. También se les encomienda la tarea de vigilar a Morgoth, el malvado Valar, en sus fortalezas.

La intervención en la historia

Cuando Eärendil el Marinero busca la intervención de los Valar en nombre de los hombres y los elfos, Manwë envía a Aiwendil, su heraldo, para liderar a los Valar en una guerra contra Morgoth. Finalmente, Morgoth es capturado y Manwë lo arroja al Vacío hasta el fin del mundo.

La conexión con el viento y las acciones en el mundo

Manwë rara vez se describe tomando acciones directas, pero en ocasiones se menciona su conexión con el viento del Oeste. Se destaca en la Batalla de los Campos del Pelennor, cuando una ráfaga de viento del Oeste dispersa las sombras de Sauron. También se menciona cuando el Anillo Único es destruido y el espíritu de Sauron se eleva en forma de nube sombría, pero es disipado por el viento del Oeste. Estas acciones podrían ser atribuidas a Manwë, el verdadero señor de la Tierra.

En resumen, Manwë es el rey de los Valar en la Tierra Media. Es conocido por su autoridad y su papel como defensor contra el mal. Su amor por la poesía y la música, así como su conexión con las águilas y el viento del Oeste, lo convierten en una figura importante en el legendarium de J.R.R. Tolkien.

Agradecemos a nuestros patrocinadores de Patreon por su apoyo que hace posible este contenido. También queremos destacar y agradecer a los artistas cuyo trabajo se muestra en este artículo. ¡Gracias por leer y esperamos verte en nuestro próximo artículo en Historias de Tierra Media!

5/5

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *